Sólo hay una oportunidad
para hacerlo bien.

Lectura en: 5,3 min. / 1,328 palabras

¿Puedo vender mi empresa si es insolvente?

Has trabajado mucho y muy duro estos últimos años. Muchas preocupaciones, y muchas noches sin dormir. Así que es totalmente comprensible que vender tu empresa sea una decisión importante y es lógico que sientas la presión y la necesidad como propietario de buscar soluciones.

Tu empresa se ha vuelto insolvente y no puede cumplir con sus compromisos financieros. Todos los escenarios posibles te conducen en última instancia a la liquidación de tu negocio, por lo que es importante detectar las señales de advertencia de insolvencia antes de que sea demasiado tarde.

Y por eso debes buscar desde el primer momento asesoramiento profesional sobre insolvencia para evitar cometer los errores más comunes.

7 consejos para vender tu empresa insolvente. ¡Piensa y suma!

En Madrid, Munich, México, da lo mismo el lugar donde se encuentre tu negocio, es probable que estés sufriendo debido a un momento de crisis, o a una situación comercial adversa que no te ha permitido mantener la senda de los buenos resultados en tu negocio. Porque lidiar con la venta de una empresa insolvente en la practica o en concurso de acreedores es muy complicado en realidad.

Nuestro objetivo como asesores en la compraventa de empresas es facilitar este difícil proceso ayudándote a comprender lo que te espera.

01. Pregúntate si ¿tu negocio está listo para venderse?

Prepararse para vender una empresa requiere trabajo, y mucho tiempo. Antes de poner tu negocio a la venta, debes tener preparados los documentos que te ayudarán a obtener el mejor precio “No puedes empezar a organizar las cosas un mes antes de vender”.

02. Piénsalo, y luego vuelve a pensarlo.

Muchos directivos cometen el error de no tener objetivos comerciales y personales claros una vez que venden.

El momento ideal para vender tu empresa es cuando hay un pico en la actividad del mercado, en las ganancias de tu empresa y en tu sector. Muchos esperan el momento perfecto que nunca llega para vender, perdiendo de vista que su objetivo debe ser una venta exitosa, no perfecta.

03. Identifica cuál es el problema:

Lo primero es identificar la causa del fallo, es lo primero que debes identificar, de lo contrario nadie va a invertir en un negocio en malas condiciones o en concurso de acreedores. Sea lo que sea, los contratiempos financieros, las crisis económicas, u otras causas mayores, en todas ellas, es esencial que no intentes ocultar los problemas de tu empresa. Busca muy bien ¿Cuál es el problema?

04. En verdadero valor de tu empresa resáltalo:

Tu potencial comprador debería conocerlo cuanto antes y así podrá optar por comprar tu empresa antes de que esté presentada la demanda de concurso de acreedores o antes del proceso de liquidación voluntaria.

05. Vende tu empresa antes de que tu empresa llegue a una total insolvencia:

Es mejor tomar la decisión de vender pronto. La estructura actual de tu negocio tiene un valor económico y esto atraerá a más inversionistas. Especialmente si tienes contratos valiosos que se estén desarrollando y que podrían perderse si comienzas un proceso de insolvencia o un concurso de acreedores.

06. La información financiera al día:

Ten actualizada toda la información financiera y fiscal de tu empresa al día. Esto te proporcionará una enorme ventaja en las negociaciones y será un gran beneficio para los compradores potenciales, porque les brindará la tranquilidad que necesitan. Necesitas transmitir confianza.

07. Suma y no restes:

Si fomentas la participación en tu empresa y si tienes un equipo humano unificado y comprometido que se dedique a hacer que funcione, el cambio será más fácil. Una vez que se han corregido las causas del problema, un equipo humano leal y entregado puede impulsar el negocio para que vuelva a encarrilarse con éxito.

Prepárate para vender.
Piénsalo una y otra vez, y vuelve a pensarlo.
Busca el problema.
eres imprescindible.
Vende, y vende rápido.
Ten las finanzas al día. Transmite confianza.

Pero ¿A quién necesito contratar para vender mi negocio? ¡Mide la confianza!

Tómate tu tiempo para pensar en tus prioridades, pues es la hora de trabajar con personas que pueden agregarte valor durante el proceso para vender tu negocio. Pero ¿Quiénes son los profesionales imprescindibles que necesitas y qué te ofrecen? ¿Por qué necesito un abogado mercantil para mi empresa?

Puedes hacerlo todo tú mismo. Puedes ser una fusión de contable, abogado, agente comercial, pero recuerda el dicho de ¡Zapatero a tus zapatos!

Para no cometer errores en esta etapa del proceso, la mejor opción es ponerse en manos de un abogado en derecho mercantil que te ayudará a prevenir errores, ayudándote a avanzar en este proceso.

Estos son los profesionales imprescindible que necesitas:

  • Agente de negocios: Es probable que la primera llamada que hagas será a un agente de negocios o agente de inversiones. Son profesionales que tienen mucha experiencia en la venta de negocios.
  • Abogado mercantil: Un buen abogado experto en derecho mercantil es la persona adecuada para que realices la venta de tu empresa sin más responsabilidades y con todo el dinero que quieres obtener. Tu abogado de confianza va a decidir si es mejor realizar una venta de acciones o una venta de activos y qué implicaciones tendrá para ti.
    Tu abogado se asegurará que todos los documentos de tu empresa estén actualizados y completen cualquier información que falte. Analizará las ofertas y todos los documentos legales presentados por los potenciales compradores. Y se ocupará de la redacción, revisión o aprobación de los contratos que haya que firmar.
  • El gestor contable fiscal: A medida que se avanza en el proceso de venta, vas a necesitar tener y compartir los estados contables y financieros detallados. También ayuda a que tu empresa parezca más profesional y bien administrada. Toda esta información mejorará la imagen hacia el comprador y afectará el precio de la oferta.

La elección de los profesionales adecuados es fundamental para garantizar que la venta de tu negocio se realice correctamente.

La línea roja:

2 cosas que no debes hacer antes de la liquidación.

Es probable que te sientas con mucha presión como propietario y busques encontrar soluciones a los problemas financieros, pero es posible que esto no sea la mejor opción, ni para ti ni para tu empresa en insolvencia. Por tanto hay dos cosas que nunca debes hacer en estas circunstancias:

  1. Traspasar activos a otras empresas por menos de su valor de mercado: Este es el error más común y el más sencillo de identificar. No existe ningún problema con la venta de activos siempre que se pague el valor razonable. Haz una valoración antes de vender los activos de tu negocio para determinar el precio real de venta.
  2. Prestar dinero de tu bolsillo a tu compañía: Si prestas un dinero personal a tu empresa sabiendo que no vas a poder cobrárselo, estás tirando el dinero a la basura. Primero debes proteger tus bienes personales, no puedes volver a hipotecar la casa de tu familia para intentar salvar tu negocio. Tiene sentido intentar salvar tu negocio, pero no puedes invertir a ciegas y poner en peligro tu patrimonio personal.

SI puedes vender tu empresa insolvente. Y si alguna vez te encuentras en una situación difícil, busca un asesor legal para que la información que se te proporcione sea la más adecuada para tu empresa y tus necesidades particulares. ¡Hablar con Horizon!

Conclusiones clave:

  1. Puedes vender tu empresa, incluso si estás en un proceso de concurso de acreedores o liquidación.
  2. Una buena venta se basa en aportar información veraz y actualizada acerca de la propia empresa.
  3. Es aconsejable vender antes de que la situación sea crítica.
  4. Antes de comenzar con el proceso de venta, asesórate con un abogado especializado en compraventa de empresas.

OTROS TÉRMINOS DE INTERÉS

Hay varios sinónimos o términos cercanos a “insolvencia, liquidación o concurso de acreedores”, aquí hay algunos:

01 ¿Qué es la tasa de recuperación y como se calcula?

La tasa de recuperación es el monto, expresado como porcentaje, recuperado de un préstamo cuando el prestatario no puede liquidar el monto total pendiente. Su fórmula es: Tasa de recuperación = Cantidad recuperada ÷ Monto prestado.

02 ¿Qué es un acuerdo entre acreedores?

Un acuerdo entre acreedores, es un documento firmado entre dos o más acreedores, que estipula de antemano cómo van a actuar entre ellos y frente a su cliente.

03 ¿Qué son los convenios de una deuda?

Los convenios de deuda son restricciones que los prestamistas (acreedores, tenedores de deuda, inversores) imponen a los acuerdos de préstamo para limitar las acciones del prestatario (deudor). En otras palabras, son acuerdos entre una empresa y sus prestamistas.

MIRA ESTOS POST
Posiblemente te interesen.
+
La diversidad, la equidad y la inclusión en la empresa.
En el tejido empresarial se ha desatado un interés sin precedentes por impulsar y fomentar...
+
¿Qué es la demanda civil? Paso a paso.
Una demanda civil es el escrito formal a través del cual se inicia un proceso...
+
Preguntas frecuentes sobre ERE y ERTE.
¿En un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) a quién se despide primero?, ¿En un...
+
¿Qué es la reestructuración empresarial financiera?
La clave en la reestructuración empresarial es la competitividad. Habitualmente, relacionamos reestructuración de empresas con...
    CREA TU STARTUP