¿Te imaginas tener una
segunda oportunidad?

Lectura en: 6 min. / 1484 palabras

¿Qué es un Concurso de Acreedores?

¿Tu empresa está en dificultades y ya no puedes hacer frente a sus deudas o te preocupa que se enfrente a dificultades financieras en un futuro próximo? El miedo de todo directivo es la imposibilidad de pagar a los acreedores y a los empleados, o las demoras en los pagos comprometidos. Declararse en quiebra puede ser una forma de comenzar de nuevo y detener las llamadas telefónicas de tus acreedores, evitando de inmediato que busquen cobrar deudas hasta que la justicia resuelva tu situación financiera.

Pero antes de continuar con esta idea es necesario comprender mejor qué es un concurso de acreedores y analizar la situación de tu negocio, anticiparte y evitarla con ayuda profesional.

Concurso de acreedores ¿De qué estamos hablando?

Cuando nos llega un cliente al despacho y le asesoramos sobre esta materia, casi siempre está pensando en declarar su empresa en concurso de acreedores. A menudo los escuchamos decir que se sienten atrapados, solos, que nunca han conocido a nadie cercano que se haya declarado en quiebra, y que no tienen con quién hablar al respecto, en realidad ni saben qué pasa cuando una empresa entra en concurso de acreedores, sin embargo, afectan a todo tipo de empresas, pymes, medianas y grandes.

Cuando una empresa siente que ya no puede pagar sus deudas, casi siempre busca la solución solicitando la quiebra. El objetivo siempre es el mismo: quedarse liberado de las deudas y optar por un nuevo comienzo, para conseguirlo, es imprescindible saber qué es un concurso de acreedores y sus consecuencias.

¿En qué consiste un concurso de acreedores?

Un concurso de acreedores, también llamado quiebra, es la situación legal en la que una empresa se encuentra cuando no puede atender el pago de sus obligaciones corrientes (nominas, seguros sociales, proveedores…). Esto significa que los pasivos de la empresa, es decir, las deudas que pueden reclamar tus acreedores son superiores a los activos (muebles, equipos informáticos, bienes inmuebles, vehículos, etc.). En otras palabras, es cuando tu situación económica es tan mala que tu empresa ya no puede pagar sus deudas con sus propios fondos, porque son insuficientes.

A SABER:

La expresión “en quiebra” todavía existe en el lenguaje actual, pero el término exacto hoy es “concurso de acreedores”. Y lo que poca gente conoce es que vale tanto para empresas como para familias o personas. ¡Todos tenemos derecho a una segunda oportunidad!

¿Tipos de concursos de acreedores que podrás encontrar? ¡No todas son iguales!

Sin duda alguna entrar en concurso de acreedores puede ser una tarea compleja. Por eso es importante reunirse con un abogado experto en Derecho Mercantil Concursal (abogado experto en concurso de acreedores) para analizar tu situación financiera y recibir el asesoramiento necesario que necesitas para seguir adelante. Un buen Diseño de Estrategia Legal es la clave para avanzar.

En España existen dos tipos de concursos de acreedores, el voluntario y el forzoso.

Concurso de acreedores voluntarios.

En el caso de un concurso de acreedores voluntario es cuando, tu como administrador (o el consejo de administración), es quien acude voluntariamente al Juzgado de lo Mercantil para iniciar el proceso concursal, porque tu empresa ha llegado un momento donde ya no puede pagar sus obligaciones económicas.

Un concurso de acreedores voluntario tiene como objetivo crear una liquidación ordenada y equitativa de la empresa. Comienza cuando, no encuentras otra solución a tu terrible situación financiera.

Concurso de acreedores forzoso.

En el caso de un concurso de acreedores forzoso, son tus propios acreedores los que no están dispuestos a esperar a que tu empresa tome la decisión de declararse en concurso de acreedores por su cuenta.

¿Trámites para solicitar un concurso de acreedores?

El proceso para solicitar un concurso de acreedores puede ser largo y estresante, pero no tiene por qué serlo por norma. Ten en cuenta que todo comienza mediante la presentación de una demanda al juzgado solicitando la declaración concursal. Esta demanda incluye información acerca del concurso de acreedores que queremos llevar a cabo y la situación actual de la empresa.

Es importante trabajar con un abogado experto en derecho lo concursal, que te ayudará a manejar los problemas a medida que surjan, abordando el proceso en el orden correcto.

¿Cuándo y cómo solicitarlo?

El concurso de acreedores lo debes solicitar cuando tienes una serie de deudas a las que no puedes hacer frente y previsiblemente tu empresa no puede solventarlo a corto plazo. Concretamente cuando llevas mas de dos meses consecutivos impagado a tus empleados y acreedores.

Fases del concurso de acreedores.

Las fases de un concurso de acreedores están tasadas concretamente en la Ley y son la siguientes:

Fase común: Solicitud de declaración del concurso de acreedores; declarando abierto el concurso; inventario de los bienes patrimoniales de la empresa y de los créditos y deudas contraídos por la empresa.

Fase de convenio: En esta fase se negocia con acreedores, las posibles quitas y moratorias de pagos pendientes.

Fase de liquidación: Si la empresa decide entrar en un proceso de liquidación, el administrador concursal pone a la venta los bienes de la empresa.

Fase de calificación: Se evalúa el proceso por parte de la administración concursal y se determina el grado de responsabilidad del administrador o consejo de administración de la empresa . Una fase de calificación beneficiosa para el administrador depende, en gran medida, de su defensa durante el proceso.

Recurrir a un ERE durante un concurso de acreedores. ¡Una solución!

Los despidos colectivos son una solución habitual a la que recurren las empresas durante un concurso de acreedores.

Para tramitar un ERE es necesario seguir un proceso legal regulado, por eso, tanto empresa como empleados recurren a representantes legales que velan por sus intereses. El resultado de un ERE durante un concurso de acreedores depende, en gran medida, de la experiencia de los abogados de cada una de las partes. Un ERE siempre es un proceso complejo, pero puede convertirse en una solución con el asesoramiento adecuado.

¿A quién se le paga primero cuando estás en concurso de acreedores? ¡Una respuesta muy sencilla!

Al tratar con acreedores en situaciones concursales, es importante recordar el orden de prioridad. ¿Quién está por encima de quién? ¿Dónde se ubican los bancos y la Hacienda Pública? Si la Hacienda Pública y los bancos tienen asegurado los cobros de una u otra forma, ¿Están los empleados por delante de ellos? Todas estas preguntas son muy comunes.

  1. Acreedores públicos: Es decir, todos los entes públicos como son la Seguridad Social, etc. Y muy en especial la Agencia Tributaria.
  2. Acreedores laborales: Los empleados, tanto trabajadores como directivos.
  3. Acreedores financieros: Todos los endeudamientos financieros, y por supuesto a la cabeza los bancos.
  4. Resto de acreedores: Todos los demás. Los comerciales en cabeza.
  5. Y los accionistas están al final de la lista: Los accionistas no tienen derecho a reembolso, remuneración o dividendos hasta que todos los acreedores anteriores hayan cobrado.

Un concurso de acreedores puede tener consecuencias financieras y legales a largo plazo. Si estás pensando en declararte en quiebra, es aconsejable consultar a un abogado que sea especialista en esta área. ¡Hablar con Horizon!

Conclusiones clave:

  1. El principal objetivo de un concurso de acreedores es ofrecer una segunda oportunidad a empresas que no pueden hacer frente a sus deudas.
  2. El concurso de acreedores puede partir de la propia empresa, o bien de los acreedores.
  3. Es un Juez Mercantil quien se ocupa de resolver el caso y determinar las acciones posteriores.
  4. Es muy importante disponer de un asesoramiento legal profesional, que pueda ayudarnos a resolver el concurso de forma satisfactoria.

Términos del nuevo emprendedor

Crear una empresa hoy día requiere de unos nuevos códigos y conceptos, pero sobre todo de estar al corriente de un glosario de emprendimiento, que tiene toda la jerga y las palabras que se hablan y que debes saber. Este nuevo lenguaje está dominado por términos anglosajones.

01 ROI o retorno de la inversión.

Representa el beneficio recibido de una inversión empresarial en particular. En otras palabras, mide lo que obtienes en comparación con lo que inviertes. Calcular el ROI también puede ayudarte a comprender qué funciona y qué no en tu negocio para que puedas realizar cambios necesarios.

02 Crowdfunding.

Es la práctica de recaudar dinero a través de internet de muchas pequeñas donaciones de personas normales, en lugar de una cantidad mayor de un inversor, con el fin de lograr los recursos necesarios para poner en marcha diversos proyectos empresariales.

03 Agronegocios.

Es el sector empresarial que engloba la agricultura y las actividades comerciales relacionadas con la agricultura. Es esencialmente un espíritu empresarial en el sector agrícola. Agronegocio = agricultura + emprendimiento.

04 Intraemprendimiento (Intrapreneurship).

Es donde alguien muestra los rasgos y características del espíritu empresarial mientras está dentro de una empresa. No solo supone encontrar ideas y soluciones, sino también implica de forma efectiva a estas personas en el proceso de innovación.

MIRA ESTOS POST
Posiblemente te interesen.
+
La diversidad, la equidad y la inclusión en la empresa.
En el tejido empresarial se ha desatado un interés sin precedentes por impulsar y fomentar...
+
¿Qué es la demanda civil? Paso a paso.
Una demanda civil es el escrito formal a través del cual se inicia un proceso...
+
Preguntas frecuentes sobre ERE y ERTE.
¿En un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) a quién se despide primero?, ¿En un...
+
¿Qué es la reestructuración empresarial financiera?
La clave en la reestructuración empresarial es la competitividad. Habitualmente, relacionamos reestructuración de empresas con...
    CREA TU STARTUP